martes, 22 de noviembre de 2016

La (I)Responsabilidad Social

La (I)Responsabilidad Social Empresarial
De lo que este ensayo va a tratar es sobre la importancia de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), su acercamiento a la ética y cómo afecta a la sociedad. Actualmente, vivimos en una sociedad donde cada vez el ecosistema es más dañado, la economía mundial pasa por muchas crisis y socialmente existen muchas problemáticas. Las empresas están empezando a emprender proyectos donde se puedan ayudar a todos estos factores, así mismo ayudan a las empresas a su situación competitiva, valorativa y valor añadido. Sin embargo existen muchas de estas instituciones que no lo hacen con las buenas intenciones que se esperarían. La responsabilidad social empresarial afecta indirectamente la dignidad humana puesto a que la responsabilidad social de una empresa se refiere a todo el conjunto de acciones que las empresas toman en consideración para que sus actividades tengan una repercusión positiva en la sociedad y que afirman los valores y principios por los que los rigen. Este tema es muy interesante porque las empresas micro, medianas y macro son una gran parte de la sociedad en que vivimos y poseen el poder de hacer un gran impacto social, ambiental, y económico que resulte benéfico y positivo tanto para nosotros como para ellos. De lo que este ensayo va a tratar es sobre la importancia de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), su acercamiento a la ética y como afecta a la sociedad. Actualmente, vivimos en una sociedad donde cada vez el ecosistema es más dañado, la economía mundial pasa por muchas crisis y socialmente existen muchas problemáticas. Las empresas están empezando a emprender proyectos donde se puedan ayudar a todos estos factores, así mismo ayudan a las empresas a su situación competitiva, valorativa y valor añadido. Sin embargo existen muchas de estas instituciones que no lo hacen con las buenas intenciones que se esperarían. La responsabilidad social empresarial afecta indirectamente la dignidad humana puesto a que la responsabilidad social de una empresa se refiere a todo el conjunto de acciones que las empresas toman en consideración para que sus actividades tengan una repercusión positiva en la sociedad y que afirman los valores y principios por los que los rigen. Este tema es muy interesante porque las empresas micro, medianas y macro son una gran parte de la sociedad en que vivimos y poseen el poder de hacer un gran impacto social, ambiental, y económico que resulte benéfico y positivo tanto para nosotros como para ellos.

Este ensayo es con el propósito de hacer conciencia sobre la importancia que existe en que las empresas sean Socialmente Responsables y que sea de manera verídica y legítima y no por otras razones. Dado a que las empresas poseen un gran poder e influencia en la sociedad y pueden ser de gran ayuda cuando se trata de actuar contra problemas sociales, ambientales y económicos como; la pobreza, desigualdad, la contaminación, entre otras problemáticas. De esta manera el desarrollo colectivo se genera y podemos ir creando una sociedad más sana y prospera. Pero en orden de que exista este proceso se necesita que las instituciones creen proyectos y movimientos, por lo que también hablaré de ciertas propuestas para que se promueva el desarrollo colectivo y la dignidad humana.
Palabras clave (Key words):  RSE, buena fe, impacto social, dignidad humana, desarrollo colectivo, valores, costo-beneficio, sustentabilidad, innovación.
-¿Qué es una empresa socialmente responsable?
La Responsabilidad Social Empresarial es un compromiso adquirido por empresas dedicadas generalmente a la persecución de fines económicos o comerciales. Este compromiso es voluntario y el objetivo que busca es la mejoramiento social, económico y ambiental de la sociedad.
Actualmente, la Responsabilidad Social Empresarial es un medio por el cual se construyen relaciones de beneficio recíproco entre los objetivos empresariales y los intereses colectivos de la sociedad. No obstante, la organización se sirve de estas relaciones para impulsar su crecimiento y garantizar la sostenibilidad integral del negocio.
“La Responsabilidad Social Empresarial se define como el compromiso que asumen las empresas hacia la sociedad en beneficio del desarrollo sostenible, es decir, es el equilibrio entre el crecimiento económico y el bienestar social. Para Bateman y Snell (2005), “La empresa socialmente responsable maximiza los efectos positivos sobre la sociedad y minimiza sus efectos negativos” (p. 147); todo esto va de la mano con beneficios a largo plazo, tendientes a lograr un desarrollo sostenible. Según Daft (2000), entender el concepto de responsabilidad de la empresa es fácil, como es fácil entender la ética. Señala que la ética “consiste en distinguir el bien del mal y hacer lo correcto” (p. 147) y define el término “Responsabilidad Social Empresarial” como la obligación de los ejecutivos de tomar decisiones y emprender medidas que contribuyan al bienestar y a los intereses de la sociedad y de la organización. Para Carroll (1991), la naturaleza de la RSE se encuentra en la creencia general de que la empresa moderna tiene responsabilidades con la sociedad y que se extienden más allá de sus obligaciones con los accionistas o los inversionistas.” (Adriana,2012,6).
Hasta hace poco se creía que este concepto era usado por las empresas para generar utilidades y desgraciadamente hay instituciones que siguen practicando la responsabilidad social con ese fin, beneficiarse a ellos mismos. Pero la esencia de la RSE no es esa, si no que se den cuenta que sus acciones afectan, positivamente o negativamente, la calidad de vida de a sus empleados, sus clientes y de las comunidades en donde realiza sus operaciones, buscando la preservación del medio ambiente y la sustentabilidad de las generaciones futuras.
                                                                                                                                                    
- Prácticas en el mundo empresarial:
“Los periódicos financieros del mundo, se han dado cuenta de vergonzosas prácticas corporativas, que en los últimos años sacudieron el escenario económico, y afectaron la percepción de la opinión pública sobre el sector privado. Se refiere así, cómo la “venta de estrategias para evitar impuestos entró en auge a mediados de los 90 en Estados Unidos, cuando las firmas contables, presionadas para aumentar las utilidades, descubrieron en la burbuja del mercado bursátil una oportunidad de oro”( Alexei, 2007, 81)
En la actualidad, las empresas presumen mucho de sus códigos éticos y deontológicos, de sus inversiones en Responsabilidad Social y en sistemas de control de calidad. Existen fabricantes de refrescos que nos dicen que debemos llevar una vida saludable y ser felices, aunque sus productos sean realmente dañinos a nuestro organismo. Nos venden una experiencia de rico y buen sabor y nosotros seguimos consumiéndolo como si fuera agua, sin saber todo los químicos y descalcificantes que le estamos introduciendo al cuerpo. Claro, de vez en cuando lanzan sus líneas de productos con menos azúcar y “menos dañinos” lo cual no es de mucha ayuda. El gran problema de esto es que no todo lo que viene en la información nutricional es lo único que contiene el producto. No mencionan los químicos y colorantes que llevan consigo. Eso no es vender felicidad ni por lo menos, al contrario nos perjudican al largo plazo y nos hacen creer que consumir estos productos de cola es bueno. Estos pretender ser los nuevos predicadores de la vida correcta hoy en día ya no provenientes en exclusiva de las confesiones religiosas, los movimientos ciudadanos o de los iluminados. Ahora es el mercado a través de la publicidad y el marketing, el que marca la correcta derrota de la navegación de los humildes e ingenuos seres humanos. Asumen una elevada posición respecto al general de la sociedad conseguida ésta a base de fuertes inversiones financieras para que su marca se asocie a valores patrimoniales del ser humano que ellos hacen suyos. Esto se relaciona directamente con el desarrollo social y la felicidad puesto a que el “advertising” que principalmente vender la felicidad y como se mencionó anteriormente estos productos nos son muy dañinos pero nos hacen creer lo contrario y el desarrollo social porque por el mismo daño que nos provoca este tipo de productos el índice de obesidad y diabetes crece cada vez más, causando muchos costos en medicamentos y hospitales principalmente a las personas de bajos recursos. Y sin embargo, en algunos casos, esas atractivas campañas esconden una realidad mucho más dura agria e incluso dañina. Situaciones de engaño a los clientes, a los accionistas a la sociedad perpetradas por grandes compañías que han destacado por la alta calidad de sus productos o servicios. Algunas de ellas, entre las primeras del mundo.
Por ejemplo, una empresa que recientemente se encontró que realiza malas prácticas empresariales es la gran cadena de Wal-mart en México. Fue acusada de sobornar por 24 millones de dólares con el propósito de expandir su mercado. Otro caso, fue el escándalo de la empresa automotriz Volkswagen. Esta institución que al igual que Wal-mart es muy reconocida en su mercado y tiene gran responsabilidad social fue descubierta engañando al mundo. Volkswagen podría encontrarse con una multa de más de 18 millones de dólares debido a violaciones a la Ley de Aire Libre con sus automóviles de 4 cilindros modelos 2009-2015. Esta no fue una falla la que causo la violación, simplemente engañaron a los reguladores para aparentar que era menor la cantidad de contaminación lanzada a la atmósfera. Su contaminación estaba 40 veces por encima de lo permitido. Prácticas como estas contradicen a las mismas empresas de su Responsabilidad Social Empresarial, puesto a que son empresas que dicen preocuparse por la RSE. Sin embargo nos demuestran lo contrario cometiendo este tipo de atrocidades. Haciendo prácticas ilegales que afectan a la economía del país (Wal-mart), contaminando el medio ambiente lo cual perjudica nuestro bien estar y la salud(Volkswagen). Esto lo que refleja es que les importa más sus propias utilidades que su reputación como empresas socialmente responsables, lo que pone en duda la confianza que le tendrán ahora sus clientes.
Por el otro lado, Instituciones como IKEA, que siempre ha llevado a cabo la responsabilidad social de manera sincera y constante nos dan esperanza y mucho de qué hablar. Esta compañía esta día con día buscando maneras innovadoras de cuidar el medio ambiente y ayudar a las personas. Empezando campañas como su más reciente; usar algodón más sostenible, lo que es bueno tanto para los clientes, los granjeros y el ecosistema. Usar solamente luces led, entre otros proyectos. En cuanto a la comunidad, IKEA es una empresa que cree en la igualdad y equidad de oportunidades sin importar el sexo, nacionalidad, religión o lo que sea. Ellos han lanzado una campaña para darle trabajo a los refugiados y migrantes.
Con el ejemplo de los casos mencionados se puede deducir que los medios de comunicación juegan una gran parte para dar una buena o mala imagen sobre la RSE de una empresa pues está en juego la credibilidad y la buena o mala fama de dicha institución. “La cobertura sobre RSE en los medios tradicionales suele remitir a eventos puntuales de las empresas y prácticas poco alineadas con el negocio. Una de las claves para una construcción crítica del concepto de RSE (y, por lo tanto, valiosa para el desarrollo sostenible) es llevar adelante una concepción periodística de la RSE que esté en los cimientos de los contenidos y que obedezca a las reglas básicas de la prensa tales como cotejar diversas fuentes y poner la información en contexto. Por su parte, las empresas tienen aquí una oportunidad para aumentar su credibilidad como fuentes, brindando información que no sea “de catálogo””(Vives, 2011, 13).
“La innovación incide en las diversas funciones y procesos organizacionales que marcan ventajas en cuanto a productividad y competitividad, en aspectos que trascienden los objetivos corporativos y que la ubican como una fuerza o variable determinan- te en el desarrollo de las comunidades donde se desenvuelve y progresa. Este pensamiento es uno de los elementos claves que impulsa el movimiento de la responsabilidad social empresarial.”(García, 2007, 35)
En orden de que se respete la dignidad humana, el desarrollo social y el bienestar sería ideal lanzar programas que no solo lo promuevan sino que también tengan un impacto que se perciba a nivel local y mundial. Los problemas sociales y ambientales son una gran problemática hoy en día y es de esperarse que las instituciones y organizaciones contribuyan a la comunidad con iniciativas y programas innovadores. La mejora a la economía hace referencia al bienestar imparcial por que ayuda a las personas con escasos recursos a conseguir un trabajo que los ayude a salir adelante o siendo apoyados a llevar una vida más digna.
La responsabilidad debe ser planteada en colaboración de sus socios comerciales, proveedores, distribuidores y comunidad, orientando las inversiones en investigación y desarrollo que fomenten la innovación de productos, servicios y procesos que permitan una producción limpia que favorezca a la empresa, comunidad y el ambiente. Incluso, se propone que las grandes empresas faciliten la expansión de pequeñas empresas innovadoras que luego, a través del intercambio comercial, contribuirán con la cadena de valor de la empresa que la fomenta. En vez de tratar de deshacerse de ellas o eliminarlas de la competencia. Desde el punto de vista de los consumidores, éstos exigen productos socialmente responsables que no perjudiquen el ambiente, lo que amerita cambios en el diseño de productos y servicios, así como de sus procesos de producción. Las empresas más grandes y más impacto social también se deberían de enfocar en las comunidades y en los problemas sociales y actuar, ya que son las organizaciones con más poder y por ende, más capital. Además de mantener una buena imagen ante sus clientes, proveedores y ante el mundo es importante la ética que mantienen las instituciones conforme a sus prácticas empresariales; Sus productos o servicios, procesos de producción, finanzas, etc. Todos vivimos en el mismo mundo y no es justo que empresas que buscan beneficiarse económicamente nos perjudiquen engañándonos, haciendo prácticas ilegales que afecten nuestra economía, a la sociedad y el medio ambiente. La responsabilidad social empieza por nosotros y el cambio también.
Bibliografía:
García, Domingo. (2007). Responsabilidad social de la empresa: un acercamiento desde la ética, Vol. II, España. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=291122924001
Aguilera, Adriana. (2012) Responsabilidad Social Empresarial. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=64623932002,
Leon, Maria Fatima. (2012) Innovacion social en el context de la responsabildad social, recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63124039002
Chirinos, Maria Eugenia, Noviembre 2012, http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199524700002, Responsabilidad Empresarial o empresas socialmente responsables.
Vives, Antonio y Peinado-Vara, Estrella, Mayo 2011, http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getdocument.aspx?docnum=36193698, La Responsabilidad Social de la Empresa en América Latina.
Forbes, Staff. (2014) Malas practices empresariales. Recuperado de http://www.forbes.com.mx/270-empresas-en-la-mira-del-sat-por-evasion-de-impuestos/#gs.Ej87r1Q
Bateman, T.S. y Snell, S.A. (2001) Ética y Responsabilidad Coorporativas, en Administración, Una Ventaja Competitiva, McGraw – Hill.
Aguilar, Alejandra, Caso Walmart afectará confianza hacia la RSE, El Economista, Web http://eleconomista.com.mx/sociedad/2012/04/23/caso-walmart-afectara-confianza-hacia-rse
IKEA, Las personas y el medio ambiente, recuperado de: http://www.ikea.com/ms/es_ES/the_ikea_story/people_and_the_environment/




No hay comentarios:

Publicar un comentario