jueves, 4 de julio de 2013

La educación da poder, la ignorancia te lo quita

Paola Inés Valdez Sandoval

Abstract

La educación es la clave para el progreso. Un país no puede volverse más productivo y autosuficiente si sus ciudadanos no tienen conocimientos. A pesar de ser tan importante, existe una gran deficiencia en el sistema de la educación pública, lo que promueve aún más la desigualdad social y económica del país. En este ensayo se evaluará la importancia ética de brindar una educación equitativa y de calidad a todos los sectores socioeconómicos.

Palabras clave: Educación, Justicia, Desigualdad, Utilidad, Dignidad, Derechos Humanos, Contrato Social.

Desarrollo

La educación es un tema muy popular en las propuestas políticas. Los gobernantes aseguran que durante su legislatura todo va mejorar; prometen que las escuelas públicas recibirán recursos materiales para mantener  o mejorar su infraestructura, que los maestros van a recibir capacitaciones y van a estar bien preparados, etc. Sin embargo las noticias demuestran todo lo contrario:

Tres de cada 10 escuelas  públicas en educación básica requieren de una urgente rehabilitación en  drenajes, baños, pisos o techos, principalmente” (Ayón, 2013).
“México ocupa la posición 48 de 63 a nivel mundial y el último lugar de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico a nivel Latinoamérica en materia educativa” (Márquez, 2012).
Por no asistir a dar clases desde hace tres semanas en las escuelas de Guerrero, la Secretaría de Educación Pública del estado no le pagó la última quincena a seis mil 209 maestros de la CETEG” (Martínez, 2013).

Se sabe que en México hay una notoria desigualdad económica. Hay un porcentaje muy pequeño de la población que recibe ingresos muy altos y puede mantener un estilo de vida lleno de lujos, mientras que la gran mayoría vive al revés: hay gente que no tiene los recursos para comer diariamente, dormir bajo un techo o tener un seguro médico. Esta desigualdad no se erradica por varias razones, pero una de gran peso es la educación. Los ricos pueden pagar una educación privada que ofrece buena infraestructura y maestros preparados; por otro lado, los pobres no tienen otra opción mas que enviar a sus hijos a una escuela pública, ésta no posee la infraestructura o maestros de calidad.

Antes de comenzar a ver la implicaciones éticas de la deficiencia educativa existente, se debe definir el concepto de “educación”. La educación, de acuerdo a Zayas Pérez y Rodríguez Arrollo (2010, pg. 3), es un “proceso que consiste en la transferencia, reproducción, producción, apropiación y resistencia de los significados culturales, expresados estos en términos de saberes, pautas de conducta, normas, valores”.

El artículo 3º de la constitución mexicana dice: “Todo individuo tiene derecho a recibir educación” (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, 2011). Además dentro este artículo se decreta que el estado se asegurará de la calidad educativa (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, 2011). Este es el acuerdo social que hace el gobierno con los ciudadanos, ofrece una educación buena y gratuita. Está claro que el gobierno no cumple con este deber que tiene hacia la sociedad: los alumnos están inconformes con sus escuelas, asisten más maestros a las manifestaciones que a dar clases,  y esta deficiencia se ve reflejada en el desarrollo académico de los mexicanos. Álvaro Márquez (2012) publicó que los resultados de un estudio realizado en el 2009 para evaluar el rendimiento académico de 38 mil 250 estudiantes fue muy bajo comparado con otros países (Noticieros Televisa).
Si el gobierno no está cumpliendo con el contrato social, no puede exigirle a los ciudadanos que cumplan con su parte. Esta situación se da porque el incentivo principal de cumplir con ciertas normas es saber que todos los demás también las tienen que cumplir. Pero al ver que no se cumple y que no hay consecuencias severas al desobedecer, este contrato desaparece por completo y la gente comienza a actuar como quiere.

También se debe analizar la utilidad que tiene la buena educación. Cuando se actúa de acuerdo al principio de utilidad “debemos elegir aquella que tenga las mejores consecuencias globales para todos los afectados” (Rachels, 2006, pg. 148). Si hubiera una buena educación básica, las personas tendrían muchas más probabilidades de continuar sus estudios, obtener un título y conseguir un trabajo bien pagado. Además ayudaría al crecimiento económico del país, cuando la gente tiene educación y posibilidades de crecimiento, se desarrollan más competencias y aumenta su productividad.

Otro tema a considerar es la dignidad de la persona. La dignidad es:
           
Un principio constitucional portador de los valores sociales y de los derechos de defensa de los hombres, que prohíbe consiguientemente, que la persona sea un mero objeto del poder del Estado o se le dé un tratamiento peligroso a la cuestión principal de su cualidad subjetiva; que afirma las relaciones y las obligaciones sociales de los hombres, así como también su autonomía. (Landa, 2002, p. 112)

Cuando no hay educación el pueblo vive en ignorancia; para el pueblo esto representa una perdida de poder, ya que cuando no se tiene conocimiento de los derechos no se pueden exigir. Por otro lado el gobierno se ve beneficiado por esta ignorancia, la gente no sabe cuales son sus derechos por lo tanto, pueden actuar como ellos quieran sin que nadie se queje. Esto lleva a que cuando el gobierno no fomenta la educación está atentando contra la dignidad de los ciudadanos: los trata como medios para conseguir más poder y más libertades sin tener repercusiones.

Cuando se habla de la lucha por igualdad en la educación pública los derechos humanos están implícitos. En la segunda generación de los derechos humanos se busca “la igual satisfacción de las necesidades básicas de todos” (Encarnación Fernández, 1997, p. 685). La necesidades básicas o fundamentales, de acuerdo con Contreras Arias (2009), son: subsistencia, protección, entendimiento, afecto, participación, ocio, creación, identidad y pertenencia, libertad, y trascendencia (p. 65). Dentro de la necesidad de entendimiento se encuentra la educación. Por lo tanto, dentro de los derechos humanos se promueve el derecho a la educación, a una educación que brinde los conocimientos necesarios.
Es importante buscar la igualdad educativa ya que cuando todavía prevalecen profundas desigualdades en la distribución de la riqueza, los logros esperados para los grupos pobres de la población tienden a ser menores que los esperados para los grupos y localidades ricas” (Vivas Pacheco, 2009, p. 184). Esto quiere decir que, hasta que no se comience a tratar a los ricos y a los pobres como personal igualmente valiosas y capaces, sin beneficiar a alguno, no se verá una mejoría en el desarrollo educativo de las personas que sienten un trato discriminatorio o de inferioridad.
Cabe mencionar que la educación también es importante en la tercera generación de derechos humanos, en ésta se busca el derecho al desarrollo en el que se busca un desarrollo económico, social y cultural que llegue, como meta final, a la justicia (Encarnación Fernández, 1997, p. 691). Para lograr este desarrollo se requiere de la educación, tal como dijo el presidente Lázaro Medina “La educación es la base del desarrollo de los pueblos” (2011). Esto es cierto, cuando una persona tiene conocimientos sobre matemáticas, aprende a resolver problemas; cuando aprende historia, conoce el pasado: los errores que se han hecho y las acciones que han sido consideradas heroicas y dignas de aclamación; cuando desarrolla competencias de lectura, se vuelve más analítico y comprensivo, etc. Esto quiere decir que la educación no sólo está en el contrato social del país, sino que es un derecho universal que tienen todos los seres humanos.

Por último está el tema de la justicia; uno de los tres grandes principios de justicia es: “Igualdad de oportunidades” (Gil Martínez, 1999, p. 158). Para poder decir que México es un país justo, debe comenzar por ofrecer las misma oportunidades de crecimiento y educación a los ciudadanos. La calidad de las escuelas públicas no ofrecen las posibilidades de salir adelante, de mejorar, de poder soñar en un mejor futuro; eso está mal, ya que “todos los hombres son básicamente iguales en su capacidad de conocer la realidad y de orientar y dirigir por sí mismos su propia vida” (Gil Martínez, 1999, p. 154). Esto quiere decir que tienen las mismas capacidades cognoscitivas por tanto deberían tener las mismas oportunidades en su sistema educativo. Es importante recordar que la justicia es imparcial, por lo que no debe de tratarse como inferior a una persona que es diferente a ti, las dos deben de recibir el mismo trato, sin privilegios o beneficios para uno y para otro no.

Conclusiones

La educación pública está en decadencia, los políticos no están invirtiendo en su calidad, por lo tanto es trabajo de los ciudadanos exigir sus derechos. Cuando se analizaron las implicaciones éticas de deficiencia educativa, se encontró que no hay ninguna teoría que apruebe la ignorancia y condene la educación. En primer lugar, la constitución mexicana (el contrato social de los mexicanos) expone que es un derecho de todo mexicano recibir una educación básica y media de calidad. El gobierno al no cumplir con su parte del contrato y quitarle las libertades al pueblo, deja en duda si en realidad se debe de cumplir este contrato, porque no está brindando ningún beneficio a aquellos que cumplen con sus normas. Por otro lado está el principio de utilidad, que deja muy claro que lo mejor para la sociedad y para el país es que haya una educación equitativa y de calidad para que haya mayor productividad y desarrollo económico en el país. Es importante recordar que al dejar al pueblo en ignorancia se está atentando contra su dignidad humana, se le está tratando como medio y no como fin. Es una forma de control social que el gobierno está usando a su favor para no tener que rendir cuentas puntuales de sus administraciones, pero que viola la autonomía del ser humano. También hay que recalcar que los derechos humanos buscan satisfacer las necesidades básicas de todos los hombres, la educación es una de esas y debe de brindarse a todos de manera equitativa. Además la educación conduce al desarrollo económico, político, cultural y social. Por último, para vivir en un país justo se debe de promover la igualdad de oportunidades, todos los seres racionales deben de tener los mismos beneficios, sin importar raza, nivel económico, color de la piel, orientación sexual, etc.

En un mundo globalizado los países que sobresaldrán serán los que tengan la gente mejor preparada para resolver los retos en este mundo tan cambiante, en el cual nos estamos acabando los recursos naturales y estamos en la necesidad de nuevas soluciones. Los países mejor educado serán los que tengan la posibilidad de ofrecer industrias con más valor agregado y con más remuneración para su gente.


Referencias
Básicas:

Contreras Arias, J. M. (2009). La multidimensionalidad ambiental desde algunas comunidades afrocolombianas: algunas implicaciones para la gestión ambiental y las necesidades humanas fundamentales.. Gestión y Ambiente, 12(3) 63-72. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=169420685005

Encarnación Fernández, M. (1997). Derechos humanos: ¿Yuxtaposición o integración?. España: Universidad de Valencia

Gil Martínez, R. (1999). Valores Humanos y Desarrollo Personal. Madrid: Editorial Escuela Española 

Landa , C. (2002). Dignidad de la persona humana. Cuestiones Constitucionales, (7) 109-138. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=885007 04

Rachels, J. (2006). Introducción a la filosofía moral. México: FCE

Vivas Pacheco, H. (2009). Educación, desigualdad y democracia. Revista Sociedad y Economía, (16) 171-186. Recuperado de http://www.redalyc.org /articulo.oa?id=99612491010

Zayas Pérez, F. & Rodríguez Arroyo, A. T. (2010). EDUCACIÓN Y EDUCACIÓN ESCOLAR. Revista Electrónica "Actualidades Investigativas en Educación", 10(1) 1-21. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=44713068 014

Complementarias:

Ayón, F. (2013, Junio 25). En malas condiciones, 30% de escuelas. Informador. Recuperado de http://www.informador.com.mx/jalisco/2013/467286/6/en-malas-condiciones-30-de-escuelas.htm

Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. (2011). Constitucion politica de los estados unidos mexicanos . Recuperado de http://info4.juridicas.unam. mx/ijure/fed/9/4.htm

Lázaro Medina, W. (2011). La educación es la base del desarrollo de los pueblos: Lázaro medina. Retrieved from http://www.cambiodemichoacan.com.mx/vernota.php?id=153619

Márquez, Á. (2012, Diciembre 12). Educación en México. Noticieros Televisa. Recuperado de http://noticierostelevisa.esmas.com/especiales/536656/educ acion-mexico/


Martínez, M. (2013, Marzo 15). Descuentos a 13 mil 500 maestros por no dar clases. Noticiales. Recuperado de http://noticiales.com/descuentos-a-13-mil-500-maestros-por-no-dar-clases/

1 comentario:

  1. Doc James
    Hola, mi nombre es Dr. James Henri del Hospital Universitario de la Universidad de Benin, soy especialista en Cirugía de órganos y nos ocupamos de la compra de órganos de humanos que quieren vender, y estamos ubicados en Nigeria, EE. UU. Y Malasia. , pero nuestra oficina central está en Nigeria. Si está interesado en vender su riñón o en vender cualquier parte de su órgano corporal, comuníquese con nosotros para obtener más información. Contáctenos a través de
    Correo electrónico: jameshenryhome@gmail.com
    Número de Whatsapp: +2348110133466
    Esperando saber de ti.
    Saludos,
    Dr. James
    CEO
    HOSPITAL DE ENSEÑANZA DE LA UNIVERSIDAD DE BENIN.

    ResponderEliminar