martes, 8 de marzo de 2011

La falta de conciencia hacia las personas con discapacidades

Luis Fernando Aguilar Elizondo
A00958180


La falta de conciencia hacia las personas con discapacidades

En México no contamos con una cultura sobre las personas discapacitados, las barreras tantos físicas, sociales y culturales con las que se presentan y los obstáculos que encuentran para sobrepasarlos.
En nuestro país existen alrededor de 10 millones de personas con discapacidad, esto es un poco menos del 10% de la población, dentro de esos 10 millones el 30% son menores de 10 años, según datos de la ONU.
Nuestra falta de educación en el tema y de respeto hacia estas personas se puede ver todos los días, como en los estacionamientos la gente toma los cajones reservados para estas personas por ser las más cercanas o por flojera de caminar unos cuantos pasos más, como la gente tapa con su carro la rampa para silla de ruedas en la banqueta y como todavía hay banquetas que no están hechas para una persona en silla de ruedas.
Te has puesto a pensar lo que ellos sufren por el hecho de tener esta discapacidad, como las personas los discriminan creando una barrera social, las barreras físicas que pueden tener por ejemplo las personas en silla de ruedas y las barreras culturales que ha creado la sociedad alrededor de estas personas.
Parece que a las personas se les olvida que ellos cuentan con los mismos derechos que nosotros y debemos respetarlos por el simple hecho de ser humanos, ellos no son diferentes a nosotros, solo cuentan con otro tipo de dificultades.
Pareciera que las personas han decidido deliberadamente no tomarlos en cuenta, aun cuando lo hagan inconscientemente esto nos puede decir que para ellos no son importantes, porque si no pensaran en las consecuencias de ignorar a estas personas.
Esto más que un problema ético, yo pienso que debería ser una razón práctica por qué tal vez no te ofrezco una felicidad hacerlo pero es de humanos respetar la dignidad de los demás, las personas deberíamos tratar de ponernos en los zapatos de los demás para darnos cuenta de los grandes obstáculos que estas personas viven día con día.
En el momento que seamos capaces de pensar en la felicidad de los demás veremos un cambio en la sociedad y en nosotros mismos que es lo que necesitamos, no solo en este tema, si no en muchos que vivimos a diario.
Debemos poner el ejemplo para que estas personas cuenten con las mismas oportunidades con las que contamos nosotros y no las apreciamos, ellos tienen derecho a disfrutar la vida por igual, no por tener alguna discapacidad tienen que ser diferentes a nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada